5 tips para broncearte y no fallar en el intento

Estamos en temporada de vacaciones y cada quien lo disfruta a su manera, ya sea descansando hasta tarde en la cama, haciendo ejercicio, viendo series o andando en ropa interior por toda la casa, pero la gran mayoría prefieren ir a la playa o la piscina a descansar de la rutina y si tú tienes esta oportunidad aprovéchala bronceándote como debe ser, así que sigue estos 5 tips buenísimos que te daremos a continuación y obtén el tono de piel deseado:

1. Saca todo lo que no necesitas ¡Exfoliándote!:

El primer paso para obtener un bronceado exitoso es exfoliarse de pies a cabeza ya que al hacerlo estás eliminando las células muertas que la piel no necesita, existen muchas formas de exfoliarte, en primer lugar, la que nunca falla es la exfoliación natural de limón y miel, en segundo lugar, esta los exfoliantes de supermercado que te ahorran tiempo de preparación y en tercer lugar, se encuentra el peeling. Ten presente que cada piel es diferente y dependiendo de esto tu exfoliante puede cambiar, lo recomendable es que lo realices una vez por semana y apliques un producto humectante posterior a esto.

2. ¡Activa la melanina!:

El segundo paso es activar la melanina ¿La qué?… La melanina que es la encargada de producir la coloración de la piel, el pelo y los ojos. Esta se activa   aplicando cremas pre-bronceadoras o tomando capsulas de vitamina A, si la haces  con anticipación tu piel ya estará dispuesta para absorber los rayos de sol correctamente y sin riego a quemaduras, lo recomendable es que lo realices 15 días antes de que agarres la maleta, empaques el brasier strapless, los panties Cher France (que obviamente no puede faltar), subas al avión y te expongas al sol.

 

3. Alimenta tu piel:

El tercer paso es alimentarte bien, ya que todo lo que comes se refleja en tu piel es conveniente consumir con anterioridad alimentos como zanahoria, tomate, maíz, brócoli, kiwi porque con ellos evitas que los rayos UV provoquen alguna afectación en la piel, otros como el pescado o las legumbres previenen la deshidratación y prolongan tu bronceado, además estos alimentos activan la melanina de la que hablamos en el punto anterior y hacen ver tu piel fresca y sana.

4. ¿Qué si uso filtros? ¡Claro!

El cuarto paso es la aplicación de filtros solares o fotoprotectores los cuales ayudarán a prevenir la presencia de esas molestas manchas, reducir la posibilidad de cáncer de piel y por consiguiente lograr un bronceado uniforme. Si ya compraste el fotoprotector o próximamente vas a comprarlo, ten en cuenta los siguientes puntos para escoger el mejor:

  • FPS mayor a 25+ (recuerda que ese número solo significa la cantidad de veces que debes aplicarlo)
  • Pregunta por filtros solares mixtos o de amplio espectro, estos tienen que proteger frente a los dos tipos de radiación: UVB y UVA.
  • Waterproofo  Water-resistant

Una vez consigas el ideal y te lo apliques puedes continuar con el siguiente paso.

5. Baños de sol:

Y el último paso para lograr el tono de piel ideal, es quitarte el vestido de baño y no tenerle miedo al sol, realiza los baños de sol de forma gradual para no tener ningún tipo de complicación, solo ten presente se deben hacer de manera paulatina, el primer día broncéate en sesiones de cinco minutos los cuales vas a ir incrementando según conforme pasen los días y veas cómo reacciona tu piel. Al final de cada sesión toma un baño con agua tibia para eliminar los residuos del filtro solar y cerrar los poros.

Acuérdate que todo es un complemento por ende si cumples cada uno de estos pasos seguramente obtendrás los resultados deseados para lucir más radiante y divina de lo que ya eres, además cuando regreses de vacaciones agradecerás haberte bronceado porque apenas te pongas ese conjunto de ropa interior intima femenina que te regalaron en navidad de Cher France no vas a querer quitártelo por la buena combinación que hace con tu nuevo tono de piel. ¡Disfruta las vacaciones y broncéate!

Deja un comentario